No debemos olvidar para que no se repita

VERDADE

Domingo pasado, 24 de Marzo, fue conmemorado el Día por lo Derecho a la Verdad, una fecha instituida por la Asamblea General de las Naciones Unidas como reconocimiento del empeño en defesa de los derecho humanos que tuve Monseñor Óscar Romero – asesinado en El Salvador en esa data en 1980. El día 24 de Marzo es también para recordar los 37 años del golpe que margulló la Argentina en una dictadura sangrienta que duró desde 1976 hasta 1983. Siendo este día el Día por lo Derecho a la Verdad del pueblo argentino. Verdad que está se revelando a cada día en los tribunales de nuestro vecino y ha sido un ejemplo para nosotros, aunque, en nuestro caso, la instalación de una comisión de la verdad sea un paso importante para punir los criminosos de lo régimen de excepción.

Pero acá tendremos también nuestro Día por lo Derecho a la Verdad: en próximo día 31 de Marzo se cumple exactos 49 años del golpe militar en Brasil – que algunos medios de comunicación llamaran de Revolución Redentora, en aquella época, y que otros llaman de dictabranda, hoy. Un golpe que hasta hoy firmó sus marcas en nuestro país, en todos los ámbitos, y también en nuestro pueblo. Son familias enteras que quedaran se sin sus padres, madres, hijos, nietos, maridos, esposas… personas que no tuvieran siquiera el derecho de enterrar a sus muertos y siguen aún en la búsqueda por respuesta para tamaña brutalidad. Por cierto no tendremos lo que conmemorar, pero no queremos jamás olvidarnos para que no se repita los horrores vividos en aquellos años.

No si tiene como contarse la historia de América Latina sin hablar de las dictaduras que por acá se instalaran entre las décadas de 60 y 70. Ellas son las responsables por grande parte de los males que hasta hoy asolan la región. Es triste, mas hacen parte de nuestra historia y por eso no debemos las olvidar para que no tengan espacio de volvieren. Los ejemplos – Argentina (1976), Uruguay e Chile (1973), e Brasil (1964) – muestran que las peores experiencias vividas en nuestro continente en materia de retraso, subdesarrollos y violación de los derechos humanos nos fueran impostas por las dictaduras. Ellas no se hacen presente, pero sus fantasmas continúan merodeando nuestras cabezas y por eso necesitamos estar atentos siempre.

Tony Araújo - Periodista

Você também vai gostar:

Professor Adriano Portela é destaque no Blog dos Concursos, da Folfa de PE
Na contramão da aurora

Deixe uma resposta

O seu endereço de email não será publicado Campos obrigatórios são marcados *

Você pode usar estas tags e atributos de HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>